jueves, 28 de abril de 2016

Sandra Cornejo: sus respuestas y poemas



entrevista por
Rolando Revagliatti



Sandra Cornejo nació el 14 de abril de 1962 en La Plata, donde reside, capital de la Provincia de Buenos Aires, Argentina. Es Periodista y Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional de La Plata. Obtuvo la diplomatura en el Posgrado de Lectura, Escritura y Educación (FLACSO: Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales). Actualmente se desempeña en el equipo de la Dirección de Promoción Literaria de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Buenos Aires. Obtuvo premios y menciones bonaerenses y nacionales. Con notas culturales colabora en el diario El Día, de La Plata, entre otros. Es la responsable de www.eltuertorey.com.ar. Publicó los poemariosBorradores (Faja de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores; 1989), Ildikó (contratapa de Horacio Castillo, 1998), Sin suelo(contratapa de Diamela Eltit, 2001), Partes del mundo (contratapa de Hugo Mujica, 2005), Todo lo perdido reaparece (con prólogo de Mario Goloboff, 2012), Bajo los ríos del cielo (contratapa de María Teresa Andruetto, 2014). Ha sido incluida, entre otras, en las antologías Poetas argentinas (1961-1980)Antología de poetas argentinos II (Free Verse Website 2009, Irlanda), El verso toma la palabra (México, 2010) y Poesía de pensamiento. Una antología de poesía argentina (España, 2015).


1 — «Tuve la suerte de crecer entre Chubut, Catamarca, Mendoza, Córdoba y otra vez Chubut».

SC — Mis padres vienen de familias de mucho esfuerzo: abuelos campesinos en Perú, abuelo herrero y abuela profesora de piano aquí. Papá llegó a estudiar Ingeniería desde Lima, Perú, y mamá Medicina desde Saladillo, provincia de Buenos Aires. Para ellos implicaba un logro increíble recibirse. Se encontraron, y apenas se recibieron, aceptaron el primer lugar que les diera un trabajo. Esto fue en el dique Florentino Ameghino, en la provincia de Chubut, en una época en la que residir en el sur era muy duro. A partir de ese tiempo se trasladaban según lo requería la empresa de papá, Agua y Energía Eléctrica. Fuimos una familia un poco gitana, de mudanzas y baúles. Íbamos allí donde se iniciaba una represa hidráulica o había que concluir una obra. Así, pude transitar por un país que me modeló desde sus entrañas, desde la grandeza de la gente del interior. Es muy diferente crecer en Las Pirquitas, en San Rafael o en Esquel respecto de alguna capital grande. En las pequeñas localidades abunda la magia. En La Plata nací «casualmente» (digamos que en La Plata sólo aconteció el parto de mi mamá, donde perdimos a mi mellizo). Nunca fui urbana. Tengo una cosmovisión de montaña, de paisaje, de lago y río. Ya son muchos y largos los años de vida aquí, pero siento que lo que funda es lo que prevalece. A la ciudad le debo mi hijo. A la ciudad le debo la puerta hacia el amplio mundo. Pero tuve la suerte de crecer... (leer +)

(NOTAS: Este artículo incluye, además, varios poemas seleccionados por Sandra Cornejo | Ilustración: Fotografía remitida por el autor de la entrevista, ©)

No hay comentarios: