jueves, 28 de mayo de 2015

La esquina del olvido en el barrio de Prosperidad


por
Francisco Fernando Jara


Se suele contar, en alguna que otra noche sin fútbol, que hay por ahí entre las calles del barrio de Prosperidad una esquina con un componente especialmente curioso. Dicen los que han vivido toda la vida en estas latitudes que es la esquina del olvido. Las personas que pasan por allí sufren el terrible castigo de verse abandonados por su memoria. A simple vista, se puede ver que es una esquina oscura, con las dos calles que la forman en pendiente y donde funciona una librería y papelería de las de antes. El dueño, un señor más bien anciano, lleva una relación muy severa acerca de los olvidos de las personas que pasan por allí. Estos olvidos él los califica en diferentes categorías: insignificantes, terribles y los fatales. Evidentemente, de todos estos, los que mayor peligrosidad tienen son los fatales aunque el anciano siempre insiste en que nunca se sabe en qué puede derivar el más mínimo tropiezo.
Muchos de los parroquianos del bar San José lo confirman; es una esquina en la cual todos aquellos que han tenido una decepción pasan por allí a deshacerla y quienes disfrutan de una alegría la evitan. 
Cuenta José Antonio Molina que fue allí donde... (leer +)

(Iustración: Fotografía por Pedro M. Martínez ©)

No hay comentarios: