jueves, 28 de mayo de 2015

David Acebes Sampedro, un poeta providenzal





 entrevista por
Heberto de Sysmo

Hace ya bastante tiempo que un tal David Acebes (Valladolid, 1976), funcionario de profesión y poeta por vocación, llamó mi atención como lector, tanto por sus versos, como por sus artículos. Y es que este joven vallisoletano (a quien yo aconsejaría como candidato a postnovísimo al propio Luis Antonio de Villena, para incluirlo en alguna de sus futuras antologías) dedica su talento literario tanto a la poesía (Trópico azul…, 2004), como al periodismo (La Columna de Sebastián, El Cotidiano). Su poemario Trópico azul…, ­cuyos puntos suspensivos aluden a Rubén Darío­ fue merecedor (ex aequo) del II Premio Jóvenes Poetas de Valladolid; pero además de eso, ya desde la alusión al poeta nicaragüense contenida en el título, revela el carácter referencial de una metodología literaria que compone mediante analógicas coordenadas, un sendero que tiene una gran cualidad; al mismo tiempo que ilustra, nos conduce a nuevas preguntas. Y es que, esa es una de las mejores cualidades de Acebes, vislumbrar conexiones invisibles y formar, a partir de ellas, un renovado discurso literario.
Su faceta periodística, da buena cuenta de una vasta erudición forjada a golpe de lectura. Bajo un criterio diverso, su lúcido y mordaz ojo crítico, camina entre lo clásico y lo moderno, blandiendo siempre una filosofía cultural tan atemporal como crítica. De ahí el apelativo providenzal. Providencial, por lo necesario de un discurso tan neutro como autocrítico, y provenzal por su apuesta por lo clásico, tanto en fondo como en forma; Acebes es... (leer+)
 
- Fotografía de David Acebes, remitida por el autor de la entrevista ©



No hay comentarios: