jueves, 5 de junio de 2014

«Cosas de ángeles», poemas por Fernando García Cuéncar





Esta mañana,
antes del alba,
vino a mirarme
un ángel desplumado;
un ser desnudo y taciturno.
Cosas de ángeles,
pensé por un momento.
Se coló entre mis sábanas
y me susurró frases solemnes;
quiso destronarme del lecho,
pero, en una batalla de aleteos y patadas,
rompí el espejo de mi cuarto
y el ángel
se diluyó,
se fue del aire.
Cosas de ángeles,
pensé por un momento. 


La primera vez

Octubre 24 del 80.
Un joven de quince años
y lleno de todas las soledades
acaparadas durante ese tiempo
decidió no saludar a su madre
en los nuevos soles,
ni repetirle a la maestra
el teorema de Pitágoras,
ni adorar al dios de yeso de cada ocho días,
ni sonreírle a su amigo mientras tomaban Coca-Cola.
Y ante todo no quiso esperar
el color gris-futuro de su cabello rojo,
ni quiso tampoco mirar por televisión
o en la trinchera la tercera guerra
del acabose.
Entonces, hizo el amor
con una soga, y,
como cuando era menos inocente,
le sacó la lengua
a todo lo que no le parecía.


(Seguir leyendo...)        


          * Ilustración: Fotografía por Pedro M. Martínez ©

No hay comentarios: