miércoles, 21 de septiembre de 2011

Entrevista al director de teatro José Carlos Plaza, por Carlos Díaz

Hay directores y directores… Hay obras y obras… hay versiones y versiones… Juan Pablo Heras ha tenido la difícil pero agradecida tarea de hacer la versión teatral de La sonrisa etrusca, de José Luis Sampedro, que podemos ver en el teatro Goya dirigida por José Carlos Plaza. Más de cuatro décadas dirigiendo teatro, más de cien montajes y se nota en sus espectáculos que sigue con la misma ilusión que el primer día. Hombre de una modestia y un ingenio innegable, que estuvo en la cárcel por luchar por el día de descanso, y paradójicamente ahora lo que no hay es trabajo, aunque no es su caso.

—José Carlos, eres un hombre que no concede muchas entrevistas. ¿Es por algún motivo en concreto?

—Sí, porque mi forma de hablar y de expresarme es a través del teatro. Cuando me piden una conferencia digo: pero si es que el teatro no se puede hablar.

—Fuiste el fundador y profesor de interpretación y dirección del Laboratorio William Layton, referente indiscutible en Madrid de una nueva manera de interpretar. Incluso has codirigido con Layton y con Miguel Narros. ¿Cómo fue tu trabajo con ellos?

—Soy un hombre de equipo. Tuve la suerte de trabajar casi 20 años al lado de Layton. Fui codirector pero estaba a su lado porque aprendía diariamente. Y con Miguel Narros tres partes de lo mismo. Era mi maestro. Trabajar a su lado era... (seguir leyendo)

No hay comentarios: